Funga Fufu...

Thursday, November 23, 2006

Las Reglas del Chiste Interno

Por si alguien no sabe lo que es un "chiste interno" lo voy a explicar. Se trata de una anécdota que le pasó a un grupo pequeño de personas (2 ó 3, generalmente) y que no quieren compartir con el resto. Por poner un ejemplo: mis amigas y yo somos 5 en total (CJ, Danielle, Emma, Elizabeth y yo). Si a Danielle y a mí nos pasara algo divertido, pero no queremos contárselo al resto (ya sea porque es vergonzoso para una de nosotras o porque nos pone en una situación complicada frente a las demás) y cada vez que dicen una palabra que nos recuerde al asunto nos ponemos a reir y no le explicamos a nadie el por qué, eso es un chiste interno.
Ahora pasemos al motivo de este post, o sea, cuáles son las reglas de los chistes internos. En realidad no las hay, pero es divertido crearlas (y ver como se contradicen entre sí).

- No le expliques a nadie el motivo de la risa.
- Si el chiste interno está relacionado con otra persona, los involucrados deben decidir si conviene o no decirle (en especial si el chiste humilla a la persona).
- Por ningún motivo se debe citar un chiste interno cuando las amigas están de mal humor (te tratan como si traicionaras su confianza).
- Si los otros involucrados explican el chiste interno, nada te impide contárselo a todos, porque alguien lo hizo primero.
- Si el chiste interno es de otra persona, no prometiste silencio y tu criterio te dice que puedes decirlo, puedes contarle a todos los que quieras.
- Si van a explicar por qué ríen, todos los involucrados deben estar de acuerdo en hablar.

No me responsabilizo si alguna de estas reglas son contradictorias o los hacen quedar como habladores. Yo sólo escribo lo que mis 14 años de vida me han enseñado.

Friday, November 10, 2006

Sombras Chinas

Esta semana, mi colegio está celebrando la "semana" (tres días) del Arte. A mi curso le tocó hacer una presentación de sombras chinas, o sea, hacemos mímica detrás de un telón blanco, frente a una gran foco, y el público sólo ve las sombras. Mi curso tenía que hacer dos obras, pero había una tan mala (los actores, los disfraces y la escenografía eran pésimas) que el profe decidió eliminarla. La que eliminaron era mi obra, yo no actuaba, pero me tuve que esforzar un mundo para hacer un estúpido árbol de cartón que no se paraba porque era muy largo.
De todos modos actué, porque Abby se tuvo que ir temprano y me dejó de reemplazo. Lo único que tuve que hacer fue caminar frente al telón.
Después les contaré de que se trataba cada obra, pero otro día, porque ahora estoy en clase de Tecnología y me van a poner mala nota si no me pongo a buscar la información que necesito sobre la Crisis de los Misiles en la Guerra Fría.