Funga Fufu...

Tuesday, December 26, 2006

Se acabó la Navidad, vuelta a la normalidad

Se acabó, ayer vinieron las últimas visitas, abrí regalos incomprensibles (una tía abuela me dio una semilla para la buena suerte), toleré los comentarios machistas de mi abuelo, mi baño es un desastre, rompieron algo mío (la pizarra para mensajes que estaba en mi pieza) y comí como si hubiera estado ayunando por una semana. Lo típico de Navidad.
Ahora me estoy relajando, disfrutando de los regalos y pensando que, por suerte, la próxima vez que mi familia venga será para mi cumpleaños... en octubre.

Sunday, December 24, 2006

Noche de paz...

Así comienza un villancico muy conocido que, casualmente, se llama "Noche de paz" y hace referencia a la noche en que nació Jesús, o sea, la noche entre el 24 y el 25 de diciembre, llamada también "Nochebuena". Recordé la canción al pensar en lo que se viene esta noche.
En mi familia tenemos por tradición juntarnos en Nochebuena a cenar, generalmente en la casa de mis abuelos maternos, pero este año la celebración va a ser en mi casa, lo que significa que la Paz no se va ni a aparecer por aquí, porque mi familia es una de las más ruidosas y desordenadas que conozco. Un ejemplo de esto es lo que ocurre durante la cena (vino para acá, cerveza para allá, manteles sucios, platos en el fregadero y sólo 3 personas, de 15, recogiéndolo todo porque nadie se dio el trabajo de llevar su plato a la cocina) y lo que pasa cuando mis abuelos maternos ya tienen un par de copas de más en el cuerpo (ponen la canción "La familia" del grupo Pimpinela, canción que casi todos odiamos, y la cantan a gritos abrazados alrededor de la mesa).
Para mí lo peor es el baño. En mi familia hay unos cuantos maniáticos por la limpieza y la genética hizo que tuviera un ligero parecido con ellos. En todas las reuniones familiares pasa lo mismo: entran al baño y, al final del día, éste es un desastre. Hoy intenté dejar algunas notas útiles para que los que vinieran entendieran el funcionamiento del baño, pero mamá me hizo sacarlas por que las consideraba maleducadas (yo también, pero era una medida extrema). Las escribiré a continuación:

- La toalla está para secarse las manos, no para trapear el piso.
- El lavamanos no es una piscina, evite mojarlo todo cuando lo utilice.
- La tapa de la taza del baño fue creada para bajarla.
- La cadena no es un adorno, tírela.
- Las toallas decorativas que están junto al lavamanos son, como ya dije, un adorno, no son para secarse las manos.
- Si no hizo caso de la sugerencia anterior, por favor deje las toallas dobladas y ordenadas, tal y como las encontró.
- Las toallas decorativas tampoco son para secar el trasero de mi prima tras habérselo lavado.
- Si no hizo caso de la sugerencia anterior, por lo menos tenga la decencia de llevar las toallas al canasto de la ropa sucia y de no ponerlas nuevamente en su lugar. También revise que estén limpias . (Para mi cumpleaños las usaron y no me gusta recordar lo que encontré cuando recogí una de las toallas.)

Pero es mi familia y tengo que soportarla. Por suerte el Año Nuevo lo vamos a pasar en Viña del Mar, lejos de todos los parientes.