Funga Fufu...

Friday, December 19, 2008

Algo interesante que leí

Hoy estaba leyendo Brisingr, la tercera parte de la saga de El Legado que escribió Christopher Paolini. Tengo la meta de leer entre 50 y 100 páginas diarias, así que me paso el día de forma inactiva, leyendo. Entre las páginas que leí hoy, encontré esto:
"Ni la conmoción que había provocado ni las espadas en ristre parecían perturbar a Elva. Ladeó la cabeza y miró a Eragon como si fuera un escarabajo raro que hubiera encontrado reptando por el borde de la silla, y luego sonrió con una expresión tan dulce e inocente que le hizo preguntarse por qué no había tenido más fe en su carácter. Con una voz dulce como la miel, dijo:
- Eragon, detente. Si formulas ese hechizo, me harás daño una vez más. Y no quieres hacerlo. Cada noche, cuando te acuestes, pensarás en mí y el recuerdo del daño que me has hecho te atormentará. Lo que estabas a punto de hacer era malvado, Eragon. ¿Eres acaso el juez del mundo? ¿Me condenarás sólo porque no apruebas mi conducta? Eso sería rendirte al depravado placer de controlar a los demás para tu propia satisfacción. Galbatorix estaría orgulloso de ti.
Entonces lo soltó, pero Eragon estaba demasiado agitado como para moverse. Elva le había dado en lo más hondo, y él no tenía argumentos para contrarrestar los suyos y defenderse, ya que sus planteamientos y observaciones eran exactamente las que se hacía él. Ver hasta qué punto le entendía le provocaba escalofríos."
Galbatorix es el tirano maligno al que deben vencer los buenos. Eragon es el protagonista del libro y es un Jinete de Dragón. Eso significa que un dragón (Saphira) lo eligió para que formaran un equipo, fueran amigos por siempre (en serio, ser Jinete implica ser inmortal) y tuvieran un lazo mental. También puede hacer magia. Un día bendijo (con magia) a una niña, pero para hacer hechizos tienes que hablar el idioma de los elfos, él dijo mal las palabras y la convirtió en alguien obligado a proteger de la desgracia a todos los que estuvieran sufriendo. Elva, la bendecida, se volvió medio loca sintiendo el dolor de todos a su alrededor, bastante amarga y cruel, porque sabe todo lo que hace sufrir a los demás, por lo tanto, es una manipuladora.
Transcribí el texto porque me hizo pensar en todas esas veces en las que estamos enojados y herimos a los otros donde más les duele. Por lo general yo digo lo que les duele, pero nunca lo peor, porque sé que eso sería horrible. Aún no soy tan mala.

Labels: , ,

Sunday, December 14, 2008

Cuando pasa la tormenta

Dicen que lo peor es decir algo cuando estás demasiado enojado o feliz, porque no piensas con claridad y lo arruinas todo. Tal vez eso es lo que me está pasando a mí. Todavía no siento esos remordimientos horribles, pero tal vez debí tener un poco de tacto. Debí morderme la lengua otra vez. En realidad, agarrarme las manos y contar. 1, 2, 3, 4, 5, ... 100.000.000. En fin, ya no lo hice, hora de asumir.
Hablando de asumir, tengo dos kilos de más. La dieta comienza mañana. No es que me alegre, pero bueno, ¿qué le voy a hacer? Disfruté esos chocolates y esas galletas.
Todavía tengo que comprar esos regalos de cumpleaños. También tengo que buscar una forma de mejorar mi paciencia y mi tolerancia. Tal vez debería hacer yoga, meditación o algo así. Ir con un sanador espiritual a sacarme las malas vibras. Es en serio, creo que tengo demasiada negatividad encima.
Ahora tengo que pensar en lo que voy a hacer con respecto al lío en el que me metí. Es mi amiga aunque estemos peleadas y todavía la quiero un mundo, pero en este momento no basta con eso. Ya solté lo que quería soltar, creo que ella debería hacer lo mismo. Tal vez le haría bien descargarse, odiar un poco y herir. Si lees esto, descárgate, es bueno, no sirve de nada quedarse con los sentimientos dentro. Si quieres herir, hazlo, te encontraré la razón. Seguramente merezco un poco de miserabilidad hacia mí.
Besos a mis amigas (incluso a las que están peleadas conmigo), disculpen todas las veces que he sido una idiota. Aguantarme es algo increíble, deberían darles una medalla. También recuerden todas las veces que la hemos pasado bien, como cuando vimos Jumper. Qué película más mala.
Las quiero, como rara vez se los digo, aprovecho de recordárselos. Las quiero incondicionalmente, incluso cuando me dan ganas de retorcerles el cuello, porque me aguantan y son increíbles, porque todos tenemos días malos y días de mi***, porque todos tenemos esas cosas que nos sacan de quicio (en eso soy campeona).

so if you wanna burn yourself remember that I LOVE YOU
and if you wanna cut yourself remember that I LOVE YOU
and if you wanna kill yourself remember that I LOVE YOU
call me up before your dead, we can make some plans instead
send me an IM, i'll be your friend
Loose Lips, Kimya Dawson

Luchas internas

Nunca deja de impresionarme el hecho de que sólo cuando hay algún escándalo o problema ponemos atención a las cosas. Eres compañera de una persona durante años, pero sólo cuando se va a otro país lo lamentas y te preguntas por qué no hablaste con ella. Sólo cuando alguien muere piensas en su vida. Sólo cuando peleas con alguien te das cuenta de que hiciste algo mal. Todo eso es parte del show público, todos ponen atención a esos detalles, a lo que todos sienten, a la polémica, la sangre, el dolor y el arrepentimiento, pero lo más fascinante es la lucha interna. Cuando algunos se dan cuenta de que les da lo mismo que esa persona se vaya (tal vez incluso les alegra), cuando se dan cuenta de que lloran porque son egoístas, no porque lamenten de verdad esa muerte, cuando se sienten mal por darse cuenta de que ese error que cometeron y generó el problema no les provoca arrepentimiento, que lo volverían a hacer porque creen que fue lo correcto. Lamentan las consecuencias, pero no lo que los llevó a ellas. Típica conducta, lo queremos todo.
Yo también estoy en una lucha interna en este momento. Sé que me equivoqué, sé que hice algo mal, sé que debería arreglarlo, pero a la vez sé que estoy bien. Culpablemente bien. ¿Cuál es el término? Catarsis, creo. Lo boté todo a través de palabras y me siento bien. No me gusta el resultado, claro, porque fue el que adiviné, pero esta sensación de calma es impagable. Tampoco estoy 100% feliz (aprecio a mi gente), pero sí lo suficiente como para no sentirme desolada o complicada. Sé que el error fue mío, no sé cómo arreglarlo, pero puedo esperar. Por una vez en mi vida puedo esperar.

Friday, December 12, 2008

Si quieres tener tu propio mundo, ténlo, pero deja en paz el mío

Como buena cantante frustrada, yo escribo canciones y me moría de ganas de escribir una que incluyera el título del día de hoy. Esa frase la anoté hace más de un año con la esperanza de que me sirviera de algo. Hoy me sirvió, tanto para su propósito original (escribí unas cuantas líneas que planeo arreglar cuando mi musa haga algo que me inspire) como para tener tema en este blog.
Sí, tengo una musa, es una mujer y no soy lesbiana, lo que pasa es que yo escribo acerca de lo que veo y ella me da suficiente tema para escribir. En dos meses, ya escribí un poema, una canción, un papel con una idea y este post inspirados en ella. No escribo sólo acerca de lo que veo, también escribo acerca de cosas que nunca he sentido (amor y derivados, básicamente), de cosas que le pasan a gente que conozco (o que no conozco, los libros y la televisión dan buenas ideas) o de cómo creo que se sienten otros frente a ciertas situaciones. Hoy, mi musa me recordó esa frase.
Detesto que me dejen fuera. Tuve que cambiarme de colegio hace unos años porque me sentía sola, porque sobraba en todas partes, porque la mesa siempre estaba llena y los grupos de trabajo no tenían cupos. También odio el cinismo, porque los grupos de trabajo sí tenían cupos cuando había que hacer algo difícil. Odio también la estupidez sin motivo, pero eso no viene al caso. Comprenderán entonces lo mucho que odio que me dejen fuera y que después sean cínicos. Mi musa probablemente sospecha quién es y se enojará conmigo por escribir esto de ella y no hablarlo, pero la verdad es que creo que las palabras no harán mucho efecto. Soy un asco hablando, nunca logro que mis palabras suenen tan importantes como me gustaría (porque para mí son importantes), se me traba la lengua, me falta vocabulario (la gente se ríe si usas muchas palabras, una vez se rieron porque usé la palabra "derivados", lo que, en mi opinión, es un ejemplo de estupidez sin motivo, ya que los que se rieron no padecían enfermedades mentales), las palabras entran por un oído y salen por el otro, se las lleva el viento y la gente las tuerce, las complica y las mata. Además, siempre te interrumpen cuando hablas, así que no puedes exponer todos tus pensamientos. Escribir es un monólogo, queda por siempre y no pueden cambiar lo que dijiste. Mi musa tendrá que comprender que escribir es mi forma de hablar y es la forma en la que soy sincera. Miento cuando hablo, puedo mentir con mis acciones, pero para mí escribir es casi sagrado, cuando escribo soy yo, pongo un poco de mí, pongo mi esfuerzo, mis ideas, mis sentimientos.
Tras esta larga explicación de mi amor por la escritura y el por qué escribo en vez de hablar con quien corresponde, voy a lo importante: qué hizo ella.
Quería conversar con ella y se fue con otra persona. Sé que es algo normal, pero lo hace seguido y es molesto que te pidan que te vayas, que hagan grupo aparte, que se alejen y te digan "porfa, Zoe, anda para allá, quiero hablar con X". Que después se vayan a otro lado y te echen si te sientas con ellas para contarles algo importante para ti. Si quieren hablar en privado, bien, pero que no echen a las que estamos allí, que se vayan a un lugar en el que no las molesten cuando estén solas y que no se molesten si después las personas que se sintieron desplazadas contestan mal (después de todo, tienen todo el tiempo del mundo para hablar y, ¿saben?, parece que un tipo inventó un aparatito mágico llamado "teléfono" que te permite contactar a otras personas y hablar con ellas aunque no estén a tu lado). Y si queremos tener nuestro propio mundo, con nuestros enojos y enredos (causados por una horrible mezcla entre adolescencia, hormonas y familia), no traten de meterse y solucionarlos.
Si quieren un mundo aparte, está bien, pero no es obligación nuestra abrirles la puerta del nuestro.

Thursday, December 11, 2008

Voy al concierto de Madonna


Lean el título, ¿tengo que agregar algo más? Voy a las entradas caras y no pagué ni un peso. ¿Por qué? Porque uno de mis tíos trabaja en Entel y le dan entradas, así que me lleva.
Dicen que es uno de los grandes conciertos del año. ¡Y yo voy!

Labels: , ,

Saturday, December 06, 2008

Curiosidad

Cuando somos niños y adolescentes nos emociona parecer más grandes de lo que en realidad somos. Cuando somos adultos gastamos montones para parecer más jóvenes (aunque a veces acabas pareciéndote a Raquel Argandoña: el arreglo te dejo peor).


Labels:

Thursday, December 04, 2008

Aburrida como ostra

Día dos de vacaciones y me aburro de lo lindo. Tengo que hacer un trabajo para educación física y enviarlo por mail el lunes, pero me da una lata horrible. Todas mis amigas están estudiando para las pruebas de síntesis (no se eximieron), así que no me puedo juntar con ellas. Soy niña burbuja, así que no sé ir al cine sola.
¡Me aburro!

Labels: ,

Tuesday, December 02, 2008

Se acabó

Hoy fue mi último día de clases de segundo medio. Aún no puedo creerlo, en marzo me parecía que nunca llegaría este día. Pensé que este año sería un poco distinto a los otros, pero la verdad es que casi todo sigue igual, sigo con buen promedio, mis amigas lograron aguantarme y siguen siendo mis amigas, mi paciencia y mi tolerancia están en niveles muy bajos, encontré a alguien que me desespera lo suficiente y le convertí en mi canalizador de odio (pobre, le han tocado las dosis más fuertes de mi ironía, mi sarcasmo y mi falta de amabilidad), otra vez nos cambiarán al profe de lenguaje (todos nos han durado sólo un año por distintos motivos), sigo escribiendo mis ideas en todos lados, sigo tocando batería, sigo con una vida bastante buena, sigo con una vida amorosa más fome que la de una monja, sigo analizando a la gente que conozco, aún no pertenezco a la directiva del curso (casi fui secretaria en marzo), aún no desarrollo mi personalidad.
¿Cambios? Aunque nunca creí que sería así, le tomé cariño a mi profe de lenguaje (y se va, me da rabia y pena, mucha pena), una niña del paralelo se cambió a mi curso, me distancié aún más de Abby (ella es incluso menos tolerante que yo), me enamoré del cine (me gustan todas las películas), reconocí semi-públicamente que la saga de Crepúsculo me gusta (creo que es bastante mala y aún odio a los protagonistas, pero los placeres culpables son así), estoy aprendiendo a tocar guitarra, los análisis que hice de mis amigas me hicieron llegar a algunas conclusiones bastante interesantes. Tal vez debería anotar esas conclusiones (pero no aquí, me odiarían por exponer sus vidas).
¿Deseos para el próximo año? Personalidad, ser secretaria en el consejo de curso (simple, lo sé), mantener mi promedio, sacar buenos puntajes en los ensayos de PSU, no hacer llorar a mi canalizador de odio, mejorar mi tolerancia, expresar mis opiniones, escribirle a mi profe de lenguaje, escribir mi novela y terminar mi obra de teatro.