Funga Fufu...

Thursday, July 02, 2009

Mi primer sueldo

Hace unas semanas la profesora de inglés que tuve en primero medio me contó que había un concurso de cuentos en inglés. Después de eso, mi actual profesora de inglés también me lo dijo y me incitó a participar. Yo tenía una idea excelente para un cuento, pero no la escribí a tiempo, así que traduje una historia que tenía perdida en la profundidades del disco duro de mi notebook, mi profesora la tradujo y yo la mandé a la dirección de correo especificada en las bases.
Durante un tiempo no pasó nada, me metía de vez en cuando a la página del concurso para ver si estaban los resultados (yo no tenía mucha fe en el asunto, pero tenía esperanzas) y el martes sonó el teléfono y me dijeron "ganaste en el concurso, no te podemos decir qué lugar ni qué te ganaste, pero es un premio importante". Fui feliz. Tal vez no lo sepan, pero lo que más me apasiona son las historias, ya sea en canciones, cuentos, series, plículas, leyendas, mitos, orales, etc., adoro las historias y me encanta escribir. Mi gran temor es no tener talento, así que no se imaginan la emoción por este premio.
Fui a la premiación acompañada de parte de mi fans club (mi mamá y mi abuelas), mi bisabuela, mi prima de caasi 6 años y Emma, que fue la única de mi amigas que pudo ir. Yo no creía que mi premio fuera muy grande, así que esperaba que me nombraran en las menciones honrosas o, a lo más, las menciones especiales. No me llamaron para ninguno de esos premios y quedé convencida de que me habían llamado por error y que era mentira que tenía premio (pero igual sentía esperanzas). Dijeron el tercer lugar y tampoco era yo. Después dijeron el segundo lugar y casi no lo creí cuando escuché mi nombre. Fui al escenario, recibí una placa/trofeo, el vale de $30000 canjeables en una librería que se ganó mi profe por ser mi profe y el iPod Touch que le daban a los segundos lugares.
Yo ya tengo un iPod, lo compré el 2005 cuando aún no eran tan conocidos, eran caros y recién comenzaban a salir los con pantalla a color. Yo compré un modelo de 20 gigabytes, uno de los últimos con pantalla en blanco y negro, de color blanco, grande y un poco pesado. El que me gané ahora es con pantalla táctil y a color, reproduce música y videos, guarda fotos, se conecta a internet y sirve como agenda. Lo estoy vendieno. ¿Por qué? Mi iPod nunca se queda pegado, ha ido a montones de partes conmigo y ya le tengo cariño. Además, aún funciona bien y tiene 12 gigabytes más de capacidad que el que me gané.
Para mí, ese iPod Touch es mi primer sueldo, la primera recompensa, el primer pago por hacer los que más me gusta y planeo gastar lo que gane vendiéndolo en varios de esos cómics que quiero comprar desde hace un tiempo.

Labels: , ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home